últimas Entradas

Categorías

¿Quieres que hablemos de ti en nuestro blog?. Contáctanos

    2023-12-12 09:56:40

    La casa pasiva: ¿Qué es y cómo funciona?

    casa pasiva

    A medida que su tendencia y demanda crece cada vez se escucha más la pregunta ¿qué es una casa pasiva? El mundo se vuelve más consciente del medio ambiente, buscamos formas de reducir nuestra huella de carbono y vivir de una manera más sostenible. Las casas pasivas son un ejemplo perfecto de ello. Estas casas se construyen para ser eficientes energéticamente y cómodas.

    En este artículo exploraremos qué es una casa pasiva, los principios en que se basa su diseño, los materiales utilizados, los sistemas de calefacción y refrigeración existentes, las estrategias de iluminación y ventilación, y el proceso de certificación. Así que, ¡vamos a sumergirnos y aprender cómo funcionan las casas pasivas!

    ¿Qué es una casa pasiva?

    Para quienes buscan reducir su huella de carbono y sus facturas de energía, una vivienda de estas características es la elección perfecta. Este tipo de edificio está diseñado para funcionar en armonía con la naturaleza, utilizando el sol y el calor generado por las personas y los electrodomésticos para mantener el interior confortable.

    Los diseños de edificaciones de estas características llevan la eficiencia al siguiente nivel con paredes y tejados altamente aislados, ventanas de triple acristalamiento y construcción hermética. Se emplean materiales ecosostenibles, como aislantes reciclados, pinturas y acabados con bajo contenido en COV y madera de origen sostenible.

    El objetivo de la construcción de viviendas pasivas es minimizar la pérdida de energía y maximizar las fuentes naturales de calor y luz. Al aprovechar el sol y la masa térmica de la tierra, requieren un aporte energético mínimo para mantener una temperatura constante.

    Además, el uso de diseños modulares permite desmontar y reciclar fácilmente estos edificios al final de su vida útil, reduciendo los residuos y garantizando que los materiales puedan reutilizarse. Todas estas características hacen de estas viviendas una gran elección para quienes buscan reducir su impacto medioambiental.

    La eficiencia energética es el núcleo del diseño de las construcciones pasivas, pero el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente también desempeña un papel importante. Al elegir aislantes reciclables, pinturas y acabados con bajo contenido en COV y madera de origen sostenible, los constructores pueden reducir aún más su huella medioambiental.

    Con una planificación cuidadosa y atención a los detalles, se puede construir una casa con estas características que sea a la vez eficiente en cuanto a energía y respetuosa con el medio ambiente.

     

    casa pasiva que es

     

    Principios del diseño de una casa pasiva

    La clave del diseño de su diseño es reducir el consumo de energía de un edificio sin comprometer el confort. Esto se consigue mediante la implementación de envolventes altamente aisladas, la eliminación de puentes térmicos, la construcción hermética, la instalación de cerrajes eficientes y la integración de la ganancia solar pasiva. Todos estos principios combinados crean una estructura económicamente ventajosa y respetuosa con el medio ambiente.

    Otro elemento del diseño es el uso de un sistema de ventilación controlada. La hermeticidad de la envolvente del edificio requiere la instalación de un sistema mecánico con recuperación de calor, que proporcione un suministro constante de aire fresco al tiempo que recupera energía y minimiza así la carga de calefacción.

    Con estos principios, el diseño de estas construcciones puede suponer un ahorro de energía de hasta el 90 % en comparación con los edificios convencionales, lo que la convierte en una opción atractiva para quienes desean ahorrar costes en energía y reducir su huella medioambiental.

    Materiales de construcción de una casa pasiva

    Al construir una edificación de estas características, la eficiencia en cuanto a consumo de energía y la sostenibilidad son primordiales. Los materiales utilizados deben tener una masa térmica elevada, capaz de almacenar y distribuir el calor según sea necesario.

    • Las opciones más populares son el hormigón, el aluminio, el ladrillo y la piedra, mientras que los materiales con gran valor aislante, como la celulosa y la lana mineral, reducen la pérdida de calor y eliminan la necesidad de refrigerar y calentar. Los materiales adecuados son esenciales para que sea rentable y eficiente a largo plazo.
    • Un elemento central del diseño es la formación de una envolvente hermética. Materiales como el aislamiento de espuma pulverizada y las barreras resistentes a la intemperie crean este sellado, mientras que las puertas deben estar adecuadamente aisladas y selladas para garantizar el funcionamiento óptimo.
    • Para asegurarse de que la estructura es respetuosa con el medio ambiente, deben utilizarse materiales ecosostenibles como aluminio, acero reciclado, madera recuperada y recursos locales. Además, aprovechar las fuentes de energía renovables, como los paneles solares y la energía geotérmica, puede reducir aún más el impacto medioambiental de los materiales.

    En definitiva, los materiales ecosostenibles y respetuosos con el medio ambiente son necesarios para que funcione.

    Sistemas de calefacción y refrigeración de una casa pasiva

    Lograr el confort en un diseño de estas construcciones requiere un sistema eficaz de calefacción y refrigeración. Para eliminar los puentes térmicos, se utiliza un aislamiento de alta calidad y es imprescindible prestar atención a los detalles durante la construcción.

    El componente más importante de estos sistemas es la instalación de ventilación con una unidad de recuperación de calor. Esto permite que entre aire fresco en el edificio y, al mismo tiempo, elimina el aire viciado, al tiempo que capta el calor del aire saliente y lo utiliza para calentar el entrante, reduciendo así la necesidad estos sistemas.

    Además, aprovechar la ganancia solar pasiva es un factor clave en el diseño. Colocar estratégicamente aberturas para que entre la luz solar ayuda a calentar el espacio.

    Además, en los meses más calurosos, pueden emplearse dispositivos de sombreado para evitar que entre calor excesivo en el edificio. Evaluando cuidadosamente la disposición y orientación del edificio, se pueden maximizar las ventajas de ahorro energético de la ganancia solar pasiva.

    En conclusión, los sistemas de calefacción y refrigeración de las casas pasivas son elementos esenciales de este diseño eficiente. Utilizando un sistema de ventilación con recuperación de calor e incorporando la ganancia solar pasiva, se puede minimizar el consumo de energía sin dejar de proporcionar un entorno vital confortable.

    Estrategias de iluminación y ventilación de una casa pasiva

    En lo que respecta a la iluminación y la circulación del aire, el plan hace hincapié en maximizar la luz natural y el aire fresco al tiempo que se reduce el gasto de energía.

    • Las claraboyas estratégicamente situadas dejan entrar la luz del día en el interior, reduciendo la necesidad de iluminación eléctrica.
    • Además, los ventanales están diseñados para estar muy aislados, garantizando que no se pierda calor a través de ellas.
    • El uso de dispositivos de protección solar, como persianas exteriores, lamas o voladizos, también puede ayudar a regular la cantidad de sol que se infiltra en la casa, evitando el sobrecalentamiento en los meses de verano.
    • Un buen grado de aislamiento de los tragaluces y puertas es esencial para garantizar que la vivienda siga siendo eficiente y acogedora durante todo el año.
    • Las estrategias de ventilación de las casas pasivas incluyen el uso de un sistema de ventilación mecánica altamente eficiente con recuperación de calor. Este garantiza que el aire fresco circule constantemente por toda la casa, al tiempo que recupera hasta el 90% del calor que se perdería normalmente con un sistema de ventilación tradicional.Esto significa que el aire interior está siempre fresco y sano, y que la vivienda sigue siendo confortable incluso en condiciones climáticas extremas. El uso de un sistema de ventilación mecánica también ayuda a disminuir la contaminación del aire interior, que puede ser un problema importante en las viviendas convencionales.

    En resumen, con un diseño inteligente y el grado de aislamiento adecuado, una Casa Pasiva puede conseguir una iluminación y ventilación óptimas, manteniendo al mismo tiempo un alto nivel de eficiencia.

     

    que es una casa pasiva

     

    Certificación de Casa Pasiva

    Obtenerla es una parte esencial de la construcción. El proceso implica una evaluación exhaustiva del diseño, la construcción y el rendimiento de un edificio para garantizar que cumple los estrictos requisitos de eficiencia y sostenibilidad.

    Una casa pasiva certificada es un signo de excelencia en construcción ecológica, que muestra el compromiso de reducir el consumo de energía y el impacto medioambiental. Cuando se construye una edificación de esta índole, no sólo se trata de crear un espacio habitable confortable; se trata de echar una mano en la creación de un futuro más sostenible para nuestro planeta.

    Varias organizaciones proporcionan la Certificación de Casa Pasiva, entre ellas el Instituto de Casa Pasiva (PHI) y el Instituto de EE.UU. (PHIUS). El proceso para lograr el certificado incluye una evaluación exhaustiva del diseño del edificio, como la modelización energética y las pruebas de estanqueidad.

    El edificio debe cumplir unas normas precisas de eficiencia energética, incluida una demanda máxima de calefacción y refrigeración de 15 kWh/m2 anuales. Además, el edificio debe tener una hermeticidad máxima de 0,6 cambios de aire por hora a 50 pascales de presión. Por tanto, su construcción requiere una atención meticulosa a los detalles y una dedicación a las prácticas de construcción sostenible.

    Conclusión

    En conclusión, la casa pasiva es un concepto de construcción sostenible que da prioridad a la eficiencia y el confort. Utilizando principios de diseño, materiales y sistemas que reducen al mínimo el consumo de energía, los edificios de pasivos pueden reducir enormemente su impacto medioambiental y proporcionar al mismo tiempo un alto nivel de confort interior.

    Los programas para certificar estos proyectos garantizan que los edificios cumplen normas estrictas de rendimiento energético y confort, lo que convierte a la casa pasiva en una opción fiable para quienes buscan reducir su huella de carbono.

    Con la creciente preocupación por el cambio climático y la eficiencia energética, la casa pasiva ofrece una solución prometedora para una vida sostenible que prioriza tanto el confort como la responsabilidad medioambiental.

    comparte este post

    ENTRADAS RELACIONADAS